Visión periférica y tareas para su mejora (Joan Oliva)

Visión periférica y tareas para su mejora

Visión periférica y tareas para su mejora (Joan Oliva)

El artículo de nuestro boletín del mes de mayo de la metodología BCNwinMethod, cuenta con un invitado de lujo: nuestro asesor deportivo Joan Oliva que nos va a hablar de la visión periférica y las diferentes tareas para su mejora.

Joan Oliva

La capacidad de visión periférica y tareas para su mejora

Desde hace ya unas temporadas y a partir sobre todo del éxito del juego posicional por distintos equipos, se ha dado mayor importancia a la capacidad de un jugador por visualizar, entender el contexto de juego desde su situación, y aplicar una mejor toma de decisión.

Los casos más ejemplares de esto lo encontramos en jugadores como Kevin de Bruyne en el Manchester City, que, siguiendo el ejemplo de otros como Xavi en el FC Barcelona o España, son el compás de un equipo que intenta practicar un juego asociativo, dónde el superar adversarios mediante el pase y ubicarse en el espacio correcto marcan la diferencia entre sacar ventaja o no de este estilo de juego.

En este artículo intentaré primero mostrar ejemplos de la importancia de trabajar esta capacidad en edades formativas, sobre todo en países donde este fútbol no está tan desarrollado, mediante ejemplos prácticos y estadísticos. En un segundo lugar compartiré videos y tareas para ponerlo en práctica, hasta conseguir transferir ese hábito en las tareas en una habilidad para el jugador.

En un marco general nos encontramos con estadísticas como esta:

Con lo cual, deja claro que no solo debemos ‘entrenar’ y ser buenos con el balón en el pie, sino también antes y después de ello.

En un estudio del noruego Geir Jordet, psicólogo deportivo sobre la Premier League, mostró resultados importantes en cuanto a la diferencia entre la posición del jugador y las veces que escanea el campo por cada segundo de juego.

Así como que ejemplo de jugadores 

Basado en estos dos últimos gráficos, podríamos claramente decir que un mediocentro necesita esa habilidad para desarrollar bien su juego, pero que como todo jugador o su posición, el rendimiento irá asociado al estilo de juego que se practique. Si tu mediocentro tendrá el balón muchas veces, esta habilidad se verá claramente reflejada. La otra conclusión, es que sin importar qué posición en el campo esté el jugador, el hábito de visualizar el campo y recibir más información solo puede ayudar. Como ejemplo, este último gráfico, donde se muestra que un jugador que ha visualizado antes tendrá un porcentaje de acierto mucho más elevado en pases hacia adelante, esos que eliminan defensores y que nos acercan a portería rival, los que todos queremos.

A continuación os dejo algunas tareas para trabajar con jugadores en etapa de iniciación y formación, que hemos aplicado en muchas academias en Estados Unidos, donde el ´scanning´y el ‘awareness’ , saber donde estás, es uno de los aspectos urgentes a mejorar.

Las Tareas están organizadas de más simples a más complejas, podréis aplicarlas en distintos contextos y crear evoluciones sobre ellas. Para aquellos que estén en equipos de adultos o sub18, también pueden ser recomendables en la parte inicial de la sesión o incluir las ‘ideas’ que se muestran en tareas incluidas en la parte principal, como, por ejemplo, en un juego posicional.

Cada actividad tiene un link a Youtube para que las podáis visualizar. 

Como indicaciones a los jugadores para ayudarles a mejorar esta capacidad, sugiero:

  • CUANDO? Cuando el balón viaja. Momentos para mirar:
  1. Antes de acercarse el balón a mi zona, 
  2. Cuando el pase hacia me está dado y el balón viaja
  3. Justo antes de recibir.                               
  • ¿Qué mirar? 
  1. Posición de los rivales directos.
  2. Posición de mis compañeros e INTENCIÓN. (como están perfilados, para apoyar, para desmarcar…)
  3. mirar lejos. Si el delantero está solo esa debe ser la primera opción. La última debe ser el compañero más cercano.

Tarea 1:

En grupos de 3 hacen una rueda de pases donde el jugador del medio es el protagonista y el foco del ejercicio. En el grupo de tres, uno de los jugadores es el encargado de sujetar dos colores (conos, petos..) y según lo que muestre se realiza una acción u otra, como por ejemplo: Amarillo tocar de cara, rojo girar.  Para jugadores más pequeños o incluso previo a esta evolución, empezar con el jugador en medio diciendo el color mostrado, para comprender bien los momentos en que el jugador debe levantar cabeza.

Tarea 2

Nos organizamos en un círculo y trabajamos en dos grupos, uno por dentro y el otro por fuera. El foco debe estar en los que está dentro, deberán pasar el balón a un jugador del círculo, al momento mirar al otro lado, ver quien está libre, perfilarse acorde a ese pase y pedir el balón, cuando el balón llega deben comprobar que ese compañero sigue libre (sin balón) , pasar y volver a repetir. Cambiar roles al minuto. Para hacerlo más competitivo, pedir sumar el número de pases a ver quien llega primero a 20 pases completos.

Tarea 3:

En grupos de 4 jugadores, 3 formando un triángulo y otro jugador en medio de este. Un jugador del triángulo inicia pasando al jugador central, indicando o mostrando un color, el jugador en medio, se perfila y juega para ese color, y ahora el color es cantado por el siguiente jugador… así sucesivamente. Podemos añadir “mini” porterías y a partir del 7º pase pedir gol para finalizar o seguir hasta que falle el gol.

Tarea 4:

Jugamos un rondo, con dos defensores por dentro y dos balones, uno de ellos siempre por el suelo (con el pie) y otro siempre con la mano con pases aéreos. Los defensores pueden robar cualquiera de los dos balones para cambiar roles con el jugador que pierde la posesión. La idea principal es centrarse en al balón en el suelo, pero pedir constantemente el balón en las manos, haciendo que sea difícil mantener los dos y provocando mucha comunicación a la vez que interpretar bien lo que vemos, por ejemplo, si vemos que el balón en el suelo va hacia el compañero de nuestra derecha, jugar el balón aéreo hacia la izquierda. Un hábito para trabajar aquí es el de mirar después de haber realizado el pase, para comprobar si me viene el otro balón por el otro lado. Ejercicio divertido a la vez que muy pedagógico, para aplicar en todas las edades.

Tarea 5:

Rondo cognitivo, donde los jugadores representan distintos colores y lo que hacemos es usar normas de provocación donde los jugadores deban levantar la cabeza, identificar y decidir. Ejemplos de normas:

  • No repetir color, si viene de azul no puede ir a azul.
  • Alternar colores o secuencias
  • Amarillo solo juega con rojo, 
  • Al amarillo se le pasa al pie izquierdo…

Tarea 6:

Jugamos un doble rondo con espacios separados pero contiguos, donde en la línea divisoria incluimos jugadores que pueden jugar en los dos lados. Estos deberán escoger bien los momentos para girar el cuello, observar y perfilarse hacia donde apoyar. Rotar esos jugadores por tiempo o bien insistir en los jugadores que juegan en los pasillos centrales del campo.

Etiquetas:
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies